Iberdrola ha reforzado su programa de acción global contra el coronavirus, COVID-19, con un plan de atención especial en los servicios hospitalarios en España, con el objetivo de asegurar el mantenimiento y calidad del suministro, así como el despliegue de nuevas instalaciones destinadas a la atención de pacientes.

La compañía ha identificado hasta el momento 268 hospitales y centros sanitarios, públicos y privados, en las regiones donde opera -25 provincias de 10 Comunidades Autónomas-, en los que revisa ya la alimentación energética y de reserva, así como la operatividad de las instalaciones digitalizadas.

Con el objetivo de atender a las nuevas localizaciones destinadas a atención hospitalaria, Iberdrola se ha dirigido a las Consejerías de Sanidad de las Comunidades Autónomas y ha contactado con el servicio 112. A todos ellos les ha adelantado que dará prioridad a la ampliación de potencia para instalaciones que alberguen hospitales de campaña o temporales -hoteles y otros espacios públicos y privados- para atender a pacientes.

La compañía distribuidora de Iberdrola, i-DE, ha puesto a disposición de los servicios sanitarios y organismos públicos un teléfono de atención prioritaria 24 h para centros hospitalarios y médicos, con el fin de asegurar la atención óptima ante incidencias, a quienes ha ofrecido grupos electrógenos de respaldo, que algunos ya han requerido y se ha procedido a su instalación. Las iniciativas en este ámbito se completan con la creación de un puesto de operación con dedicación exclusiva a hospitales y centros de salud.

close
Además de los correos diarios o semanales, recibirás uno mensual con las noticias más vistas.

Al suscribirte aceptas nuestra Política de privacidad.